Términos y condiciones España

INFORMACIÓN PREVIA Y CONDICIONES GENERALES APLICABLES A LAS OPERACIONES DE PAGO[1]

PRIMERA.- Régimen jurídico de RIA

Ria Payment Institution E.P., S.A.U. (en adelante, RIA), CIF A-80696792, fue autorizada por el Ministerio de Economía de Hacienda con fecha 28 de julio de 2011 como Entidad de Pago. Las presentes Condiciones
Generales tienen por objeto establecer los derechos y las obligaciones esenciales entre RIA y el Cliente en la prestación de los servicios de pago regulados en la Ley 16/2009, de 13 de noviembre, de servicios
de pago (en adelante “Ley de Servicios de Pago”), de forma que puedan ejecutarse operaciones de pago, suscribiendo, en su caso, los contratos singulares necesarios en los que se establecen las condiciones
específicas aplicables al servicio de pago concreto de que se trate (en adelante las “Órdenes de Servicios de Pago Singulares”)

SEGUNDA.- Ámbito de aplicación

Estas condiciones generales se aplican a las siguientes
operaciones y servicios de pago que se presten en territorio
español:

1.- Los servicios
de
pago que permiten el ingreso
o la
retirada de efectivo en o de una cuenta de pago y todas las operaciones necesarias
para la gestión de la propia cuenta
de
pago.

2.- La ejecución de operaciones
de pago, incluida la transferencia de fondos, a través de una cuenta de pago en
el
proveedor de servicios de pago del usuario
u otro
proveedor de
servicios de pago.

3.- La ejecución de operaciones
de pago cuando los fondos
estén cubiertos por una línea de crédito, abierta para un usuario de servicios de pago.

4.- El envío de dinero

5.- La ejecución de operaciones
de pago en las que se
transmita el consentimiento del ordenante a ejecutar una
operación de pago mediante dispositivos
de telecomunicación
o informático, que actúa únicamente
como intermediario entre el usuario del servicio de pago y
el
prestador de bienes y
servicios.

6.- La prestación
de servicios operativos o servicios
auxiliares estrechamente
relacionados con la prestación de servicios de pago, tales como la garantía de la ejecución de operaciones de pago, servicios de cambio de divisas,
actividades de custodia y almacenamiento y tratamiento de datos.

7.- La concesión de créditos en relación con la ejecución
de operaciones de pago, cuando los fondos estén cubiertos
por
una línea de crédito abierta para un usuario de servicios
de pago, así como en las que se
transmita el consentimiento
del
ordenante a ejecutar una operación
de pago mediante dispositivos de telecomunicación, digitales o

informáticos y se realice el pago a través del operador de la red o sistema de telecomunicación o informático.

TERCERA.- Forma de actuación de los clientes

En la contratación de
cualquier producto o servicio
asociado a operaciones de pago se acordará la actuación
del cliente como “consumidor” o “no consumidor” en los términos en que se definen ambos conceptos
en
la Ley de
Servicios de Pago.

Se entiende como “consumidor” una persona física que, a efectos de los contratos de servicios de pago, actúa con
fines ajenos a su actividad económica, comercial o profesional:

Se entiende por “no consumidor” a la persona física o
jurídica que, en los contratos de servicios de pago,
actúa en desarrollo de su actividad económica, comercial o profesional.

CUARTA.- Obligaciones de información previa a la emisión de la orden de pago

Las informaciones que el cliente ordenante debe facilitar a

RIA son los siguientes:

Datos relativos al remitente:

Personas físicas: Nombre completo, apellidos, número de
identificación válido y en vigor (tarjeta de residencia, D.N.I., pasaporte o documento
de identificación válido y en vigor del país de origen que incluya fotografía y
firma), nacionalidad, profesión, fecha de nacimiento, dirección
postal válida, teléfono y concepto por el que se realiza la transferencia.

Personas jurídicas: Escritura de constitución,
Estatutos sociales, Certificación del Registro Mercantil, CIF. En la apertura
de la relación se solicitará
información sobre la
estructura accionarial y de control de la sociedad.

En el caso de que el cliente actúe a través de algún
apoderado o representante se deberá presentar copia del
documento original identificativo del cliente, documento original identificativo del representante y documento que acredite el poder vigente del representante.

El cliente se compromete a verificar la corrección e
integridad de los datos relativos a los pagos que ordene a
RIA en ejecución de cualquiera de los Servicios descritos en la Condición Segunda, especialmente
en
lo que se refiere a
datos identificativos del destinatario y términos económicos
de la orden de servicio de pago singular, orden que contará con un número singular
para
su seguimiento futuro o Identificador Único. Dicha orden de servicio de pago singular constituye, a los
efectos de
la Ley de Servicios
de
Pago, el Contrato Singular que regirá esa operación
de pago.

Cuando una orden de pago se ejecute de acuerdo con las
instrucciones recibidas del cliente y recogidas en la
orden de servicio de pago singular, se considerará correctamente

ejecutada en relación con el beneficiario especificado. Por tanto en caso de que alguno de los datos facilitados por el
Cliente fueran erróneos, RIA no será responsable de la no ejecución o ejecución defectuosa de la operación
de pago.

De acuerdo con el art. 25.2 de la Ley 10/2010, de 28 de abril, RIA almacenará las copias de los documentos
de identificación de los clientes en soporte óptico, magnético
o electrónico que
garantice
su integridad, la correcta
lectura de los datos, la imposibilidad de manipulación
y su
adecuada conservación y
localización.

Cuando
la cuantía de la orden de pago exceda de 3005,6
euros deberá efectuarse necesariamente mediante operaciones de abono del importe en cuentas bancarias de
la titularidad de RIA.

Además se adoptarán medidas adicionales de identificación y conocimiento
del cliente en operaciones cuyo importe,
bien en singular, bien acumulado en cada trimestre natural,
supere los 3.000 euros en transferencias.

QUINTA.- Gastos y comisiones aplicables

En toda prestación
de
servicios
de
pago el Cliente, tanto si
actúa como ordenante
como
si lo hace en calidad de
beneficiario, deberá abonar a RIA los gastos repercutibles y
las comisiones que resulten de aplicación a la operación de que se trate de acuerdo con la liquidación que se realice en las Órdenes de Servicios de Pago Singulares.

A la persona beneficiaria
de una orden de pago se le
abonará el importe neto recogido en la orden de pago singular entregada al Cliente, una
vez
descontados, en su caso, todos aquellos gastos e impuestos que fueran de aplicación a la operación en el
país
de destino.

Los gastos y comisiones
que se devenguen a favor del proveedor de
servicios de
pago
de la otra parte en la operación serán a cargo de ésta, de manera que el beneficiario deberá soportar únicamente
aquellos gastos
que
fueran requeridos, en su caso, por la entidad de pago en destino.

En las operaciones de pago en que el Cliente sea el
beneficiario, RIA podrá deducir sus gastos del importe
transferido antes de abonárselo,
excepto
en las operaciones de pago iniciadas a través del propio RIA, en cuya caso se le abonará
el
importe total de la operación de
pago, sin deducción alguna.

En caso
de que transcurran tres (3) meses desde la recepción de fondos de operaciones
de pago sin que se haya podido ejecutar la orden de pago ni devolver los fondos
al ordenante, RIA podrá cobrar una comisión mensual con cargo a dichos fondos
en concepto de gestión de saldo.

La información
relativa a los términos y condiciones aplicables a los servicios y operaciones de pago se facilita libre de gastos para el titular u ordenante. No obstante, RIA podrá repercutir al titular los gastos ocasionados por la
revocación de órdenes
de
pago y los que se deriven de la
recuperación
de fondos por operaciones
de pago con identificador de beneficiario
incorrecto.

Los tipos de cambio aplicables,
en su caso, a la conversión de divisas
implícita en la orden de pago
singular estarán expuestos en el tablón de anuncios u otro lugar visible
en todos los locales de RIA y de sus agentes autorizados, y las comisiones máximas aplicables en
cada momento a la operación, además de en los citados sitios, se publicarán en
la página web de RIA, y serán aceptados por el
Cliente con la firma de la
orden de servicio de pago singular.

SEXTA.- Consentimiento, irrevocabilidad y cancelación de operaciones de pago.

Consentimiento:

El consentimiento
del ordenante a la ejecución de una
operación de pago se presta mediante la firma de la correspondiente orden de servicio de pago singular de la operación. Asimismo, se entenderá como autorizada aquella operación
de pago
cuyo consentimiento
se
hubiera prestado
mediante alguna de las técnicas
de comunicación a distancia previstas en la Ley 22/2007 de comercialización
a distancia de servicios financieros
destinados
a los consumidores, de 11 de julio, y, en particular, mediante la utilización de medios telemáticos,
electrónicos, fax u otros similares.

RIA no se hace responsable de la pérdida o mal uso que el
Cliente pueda hacer del documento
acreditativo de la
orden de servicio
de pago singular facilitado por la primera.

Irrevocabilidad:

Con carácter general, el Cliente no podrá revocar una
orden
de pago después
de ser recibida por RIA y enviada al
corresponsal.

Cuando la operación de pago haya sido iniciada por el
beneficiario o a través del mismo, el Cliente no podrá
revocar la orden de pago una vez que se haya transmitido al beneficiario la orden de pago o su consentimiento para que se ejecute la operación
de pago.

Cancelación de órdenes:

El Cliente podrá retirar el consentimiento en cualquier
momento
anterior a las fechas de irrevocabilidad
anteriormente indicadas.
RIA podrá cobrar gastos por la
revocación del consentimiento del Cliente, de acuerdo con
lo pactado, en su caso en los contratos singulares.

Las órdenes de pago podrán ser no ejecutadas si el
ordenante
no pudiese o se negase a aportar la documentación
requerida o cuando así fuese necesario en
virtud de los procedimientos de control interno de RIA o en cumplimiento de la normativa aplicable.

Cuando un cliente
presencial
desee anular una operación
deberá presentarse en el establecimiento donde ordenó la misma con el correspondiente justificante. Sólo después de
verificarse que la orden no ha sido pagada en destino se
procederá con la
cancelación.

Si un giro se cancela, RIA devolverá el dinero al cliente a
través del agente, a través de una tienda propia de RIA o
mediante depósito en la
cuenta bancaria del Cliente.

SÉPTIMA.- Ejecución de órdenes de pago

7.1. Recepción de órdenes de pago

El momento de recepción de una orden de pago será aquel
en
que la misma es recibida por el proveedor de servicios del ordenante.
Si el momento de recepción no es un día hábil para RIA, cuando ésta actúa como proveedor de
servicios de pago del ordenante la orden se considerará
recibida el siguiente día hábil.

La ejecución de las órdenes de pago se realizará en el
momento en que el ordenante haya puestos fondos
suficientes a disposición de RIA, o en el que RIA hubiera
acordado en su caso otorgar un crédito para la ejecución de
dicha orden.

RIA se reserva la facultad de rechazar la ejecución de una
orden de pago si antes de la ejecución de una operación de
pago, el ordenante no contara con fondos suficientes en la cuenta de pago para la ejecución.
En caso de que RIA rechace la ejecución de una orden de pago notificará
al Cliente dicha negativa y, de ser posible, los motivos de la misma,
así como el procedimiento para rectificar los posibles errores de hecho que la hayan motivado, salvo que
otra norma prohíba tal notificación.

Las órdenes de pago cuya ejecución haya sido
rechazada no
se
considerarán recibidas a los
efectos del apartado 7.2.

Las órdenes
de pago iniciadas en papel se entenderán
recibidas al día hábil siguiente.

7.2. Plazo de ejecución y fecha valor

a) Ámbito de aplicación.- se acuerda expresamente que
las disposiciones relativas al plazo de ejecución y fecha
valor
únicamente
se aplicarán
a
las
operaciones de
pago
realizadas en euros en la que ambos proveedores de servicios
de
pago estén situados
en
la Unión Europea.

b) Operaciones
de pago en que el Cliente es
el ordenante. En relación con las operaciones de pago en que el Cliente actúa como ordenante,
RIA se asegurará de que el importe de la operación
sea abonado en la
cuenta del proveedor de servicios
de
pago del beneficiario, como máximo, al final del día hábil siguiente al momento de
recepción de la orden de
pago. Estos plazos se prolongarán en un día hábil cuando se trate de operaciones de pago iniciadas en papel.

c) Operaciones
de
pago en que el Cliente es el beneficiario. Tratándose de operaciones
de pago en que el Cliente sea el beneficiario,
RIA abonará el importe de la
operación con
fecha valor máxima del día hábil siguiente
a aquél en que se haya recibido los fondos del proveedor
de
servicios de pago del ordenante.

Las operaciones de pago en las que alguno de los
proveedores de servicios de pagos se encuentre fuera de la Unión Europea no quedan sujetas a
las disposiciones
aquí previstas de
plazo de ejecución y fecha
valor.
Para estos casos, los plazos de ejecución dependerán
del proveedor de servicios
de pago del beneficiario, comprometiéndose
RIA, únicamente
como proveedor de servicios de pago del ordenante a un plazo máximo de tres días hábiles a contar
desde el día hábil siguiente a
la recepción de la orden.

7.3. Imposibilidad de ejecución de orden

En caso
de que los fondos recibidos de los clientes o recibidos a través de otro
proveedor de servicios de pago para ser abonados al cliente estén en posesión
de RIA al final del día hábil siguiente al día en que se recibieron, se
depositarán en una cuenta separada en una entidad de crédito o se invertirán en
activos seguros, líquidos y de bajo riesgo conforme establezca la normativa.

OCTAVA.- Operaciones de pago que incorporen conversión de divisa
y servicio de cambio de divisa

RIA tiene a disposición
de
sus clientes en el tablón de
anuncios, los tipos de cambio mínimos
de compra y máximos de
venta o, en su caso, los tipos únicos que aplican, en las operaciones cuyo importe no sea mayor de

3.000 euros. Estos tipos serán también los que se aplicarán

en las operaciones de compraventa
de
divisas derivadas de
órdenes de envío de dinero, asimismo con el
límite de 3.000 euros.

Las modificaciones de los tipos de cambio
se aplicarán de
inmediato y sin previo aviso, basándose las variaciones
en los tipos de cambio de referencia.
Las
modificaciones de los tipos de
cambio utilizados en las operaciones de
pago
se aplicarán y calcularán de
una forma neutra y que no resulte
discriminatoria
con respecto a los usuarios de servicios de
pago.

En todo caso, el tipo de cambio se comunicará al cliente
con carácter previo a la emisión de la orden de
pago
y se recogerá en la
orden de pago singular que incluirá la liquidación de la misma.

El abono de la cantidad al beneficiario
de la orden de pago ordenada por el Cliente se efectuará en efectivo o
abono en cuenta en la divisa que corresponda
según país de destino
salvo que por la relación comercial que RIA mantenga con
el
corresponsal
o proveedor de servicios de pago del beneficiario, y siempre con el consentimiento de este último, se pueda pagar en divisa distinta a la del país de
destino.

Las transacciones de compra/venta de divisa y compra de
traveller cheques
que
superen individual
o fraccionadamente
los límites establecidos por la normativa
vigente
en
cada momento requerirán de la aportación
previa por parte del cliente de documentación relativa a su lugar
de estancia permanente
o temporal en España
cuando en el documento de identificación exhibido conste
un
domicilio extranjero,
así como de una prueba de
actividad y origen de los fondos,
junto con el formulario
reglamentario firmado que se entregará a RIA
debidamente cumplimentado.

En todo
caso RIA se reserva el derecho a no aceptar
ninguna operación que de acuerdo con sus controles
normativos internos requieran de comprobaciones
adicionales e impidan la ejecución inmediata de la misma.

NOVENA.- Operaciones
de pago no autorizadas o
ejecutadas indebidamente

Cuando el cliente tenga conocimiento de que se ha
producido una
operación
de pago no autorizada o
ejecutada incorrectamente, deberá comunicar la misma la
misma sin tardanza injustificada a RIA a fin de proceder a la
rectificación

Salvo en los casos en que RIA no hubiera proporcionado
al Cliente o hecho accesible al usuario la información correspondiente a la operación de pago, la comunicación a la que se refiere el apartado precedente
deberá producirse
en
un plazo máximo
de tres meses desde la fecha de adeudo
o abono,
según sea el caso, del importe de la operación.

RIA cuando actúa como proveedor
de
servicios de pago del ordenante devolverá
de inmediato el importe de la operación
no autorizada, e todos aquellos casos en que un hubiese sido posible demostrar que la operación fue autenticada, registrada
con exactitud
y contabilizada, y que no se vio afectada por un fallo técnico o cualquier otra deficiencia.

DÉCIMA.- Protección de datos

En cumplimiento de los artículos 5 y 6 de la ley 15/1999, por el que se regula el derecho
de información y consentimiento en la recogida de datos, se advierte de los siguientes
extremos: Los datos personales del Cliente (entendiendo por éste la persona o
personas que firmen o aparezcan reseñados en la orden de servicio de pago
singular) contenidos en las solicitudes de envío de dinero al extranjero se incorporarán
en ficheros responsabilidad de “RIA PAYMENT INSITUTION, E.P. S.A.U.”, los cuales
están inscritos
en el registro general de
protección de datos.
Estos datos son los necesarios para articular la relación jurídica con el Cliente, y serán utilizados para la tramitación y ejecución de las transferencias
dinerarias solicitadas a la Entidad, lo que implica la aceptación de que dichos datos
sean transmitidos a la empresa matriz americana a través
de la cual se articula la ejecución del servicio, así como a las
entidades pagadoras de los países de destino, ya que de lo contrario, no podría realizarse el envío o servicio. Así mismo el cliente acepta que sus datos sean transmitidos y conocidos por todas las empresas del grupo Ría Financial, que se detallan en el enlace
web http://www.euronetworldwide.com/
con la exclusiva finalidad de optimizar la prestación del servicio de gestión de
transferencias y o cambio de divisas a
través de la gestión unitaria de las órdenes de pago. Por último, el cliente acepta que sus datos sean utilizados
y cedidos con fines publicitarios y de prospección comercial, por las empresas del grupo, antes reseñadas, para enviarle
comunicaciones comerciales,
vía
postal, mail o móvil, sobre resultados, productos o servicios de las empresas del grupo, tanto para el mantenimiento de su relación con la
misma como para poder darle a conocer nuestros nuevos
productos y ofertas de servicios financieros, transferencias
dinerarias
y de medios de pago que son objeto de nuestros
servicios. Los datos personales del Cliente, en ningún caso se utilizarán para otras finalidades
distintas a las indicadas
sin
su conocimiento previo. La política de privacidad de la Entidad le asegura, en todo caso, que, usted puede ejercitar sus derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición sobre los distintos tratamientos de sus datos, dirigiéndose por escrito a la Entidad, en la dirección
anteriormente indicada, especificando su petición
en concreto y en la
forma legalmente prevista

Se informa al cliente que los proveedores de servicios de
pago como RIA, así como
los sistemas
de
pago y prestadores de servicios tecnológicos
relacionados
a los
que se
transmitan los datos para llevar a
cabo
la transacción pueden estar obligados,
por
la legislación del
Estado donde estén
situados o por
Acuerdos concluidos por éste, a facilitar información sobre la transacción
a las autoridades u organismos oficiales de
otros países, situados
tanto dentro como fuera de la Unión Europea, en el marco
de la lucha contra la financiación del terrorismo
y la prevención del blanqueo de capitales.

UNDÉCIMA.- Legislación aplicable

Las relaciones jurídicas que se detallan en las presentes Condiciones
Generales se rigen por sus propias cláusulas y los acuerdos singulares reflejados en las Órdenes de Servicios de Pago
Singulares y, en lo no previsto en ellas, por la Ley 16/2009,
de
servicios de pago y
Orden EHA/1608/2010, 14 de junio.

SERVICIO DE ATENCIÓN AL CLIENTE DE RIA: C/ Cantabria 2,

2º A-1, 28108
Alcobendas, Madrid,
España.

Tf+34 917613760

Correo electrónico TitularServicioCliente@riafinancial.com

Los clientes deberán presentar sus quejas y reclamaciones, por escrito (i) personalmente
en cualquiera de las oficinas de RIA PAYMENT
INSTITUTION, EP, SA.U; (ii) por correo postal a la atención del Titular del
Servicio de Atención al Cliente de RIA PAYMENT INSTITUTION, EP, SAU, Calle
Cantabria 2 – 2º, A - 1, Alcobendas 28108; (iii) por fax a la atención del
Titular del Servicio de Atención al Cliente de RIA PAYMENT INSTITUTION, EP, SAU,
número 914679760, o (iv) o bien por correo electrónico a TitularServicioCliente@riafinancial.com.

El Servicio de Atención al Cliente resolverá las quejas y reclamaciones
presentadas en el plazo máximo de dos meses desde su presentación.

En el caso de que la reclamación presentada ante el Titular del Servicio de
Atención del Cliente de la compañía fuese desestimada o bien hubiera
transcurrido el plazo de dos meses para resolver sin que el citado Servicio de
Atención al Cliente hubiera contestado, el cliente podrá presentar su
reclamación ante el Comisionado para la Defensa del Cliente de Servicios
Bancarios (a través del Servicio de Reclamaciones del Banco de España a él
adscrito), en la siguiente dirección: Banco de España, Servicio de
Reclamaciones, C/. Alcalá 50, 28014 Madrid; o bien a través de la Oficina
Virtual del Banco de España.

DEFINICIONES:

«Operación de pago»: una acción, iniciada por el ordenante o por el
beneficiario, consistente en situar, transferir o retirar fondos, con
independencia de cualesquiera obligaciones subyacentes entre ambos;

«Día hábil»: día de apertura comercial, a los efectos necesarios para la
ejecución de una operación de pago, de los proveedores de servicios de pago del
ordenante o del beneficiario que intervienen en la ejecución de la operación de
pago. En el caso de cuentas de pago contratadas telemáticamente, se seguirá el
calendario correspondiente a la plaza
en la que
esté ubicada la
sede social del proveedor de servicios de pago con el que
se hubieren contratado.

[1] Tarifas máximas de comisiones aplicables a
las operaciones de pago y servicios adicionales